La maestra inolvidable de mi hijo.

Corría el año 2.019 cuando después de un final triste en el que se había ido la profesora al finalizar el primer curso de primaria, lo padres conseguimos, en el colegio una nueva “maestra” que fuera buena y entendiera la situación de los niños. Merche se llama, aunque empezó con dificultades, no sabíamos que lo gordo estaba por llegar.

Empezaba en nuestras vidas el curso 2.019 – 2021, el más increíble e inolvidable de la historia. Ni en nuestras peores pesadillas nos podíamos imaginar que el Covid-19, llamado coronavirus, aquello que sólo pasaba en las películas y que empezó en Wuhan, como algo muy lejano, cambiaría nuestras vidas para siempre.

Antes de Navidad ya nos conocíamos todos y estábamos muy contentos con ella porque además de una gran profesional nos ayudaba muchísimo con cualquier problema que tuviéramos. Todo iba como la seda y en marzo todos éramos felices y comíamos perdices.

Pero llegó el 10 de marzo de 2020 en Madrid, el principio del confinamiento con el cierre de los centros educativos. Al principio confusión, miedo, trato vejatorio para los niños, porque se suponía que eran los vectores. Tan preocupados que estamos por los derechos de todos y todas sin darnos cuenta del daño que les hicimos por nuestra ignorancia. No es para olvidar, tiene que recordarse para que no se vuelva a repetir.

De repente la vida normal ya no podía ser y nos encerramos para salvar la situación sanitaria. No todos los colegios tenían todo preparado de la noche a la mañana. El nuestro era uno de ellos. El esfuerzo y malos ratos que nos llevamos todos, dieron sus frutos y los alumnos salieron adelante ese maldito curso gracias a Merche y el resto de profesores y directivos del colegio.

Al curso siguiente también estuvo dándo clases al mismo grupo porque se consideró que en la medida de lo posible se continuará con los mismos “maestros” ya que no habían tenido clases presenciales y tampoco iba a ser muy normal. En aquella época pensamos que esto iba a tener un final.

Y eso es lo que tienen las narraciones, aunque algunas tienen que tener un continuara…

Estamos mejor porque tenemos vacuna, dosis y más dosis pero lo importante es que todavía tenemos la esperanza de que lo mejor está por llegar y que los maestros inolvidables lucharán por sus nuestros hijos contra viento y marea.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: